James tiene varios lugares por descubrir en Múnich. ¡Te van a encantar!

El crack del fútbol mundial juega actualmente para el equipo de Bayern Múnich. Esta hermosa ciudad alemana, recibió al colombiano.
James tiene varios lugares por descubrir en Múnich ¡Te van a encantar!

Cruzar las tres puertas de Múnich

Como buena ciudad europea que no quería ser invadida ni por bárbaros ni por vecinos, en la Edad Media Múnich estuvo protegida por una maciza muralla. Por aquel entonces, tenía cuatro puertas. Hoy han sobrevivido tres: Karlstor, Isartor y Sendlinger Tor. Esta última es la más antigua y era la que solían atravesar los mercaderes italianos cuando venían a comerciar. Si quieres echarle un vistazo, como James lo hace, la encontrarás al sur del casco viejo, uno de los lugares más interesantes para visitar.

Pasear por el Olympiapark

Si el deporte te interesa, pero no lo suficiente como para intentar surfear un río alemán, lo mejor que puedes hacer es pasar por el Olympiapark o Parque Olímpico de Múnich. Uno de los edificios más representativos de este recinto construido entre 1965 y 1968 es quizá la Olympiaturm. Es una torre con casi 300 metros de altura que es la más alta de la ciudad. Si siempre soñaste con comer o cenar en un restaurante giratorio, en ella podrás hacerlo.

Ver la puesta de sol junto al río Isar

Este es uno de los mejores lugares para planear unas onces románticas. El quiosco del puente Reichenbachbrücke, está abierto 23 horas al día. Puedes ponerte algo muy abrigado y bajar hasta la ribera del río Isarpar a disfrutar del atardecer. Es una forma muy de ponerle el broche de oro a un día o unas vacaciones fantásticas y uno de los incomparables lugares para visitar. Para James este es uno de los grandes placeres dela vida.

Palacio de Nymphenburg

El Palacio de Nymphenburg es un enorme complejo de edificios de estilo barroco que fueron la antigua residencia de verano de la familia real de Baviera. El interior de este enorme palacio se conserva espléndidamente de su época de mayor esplendor y puedes ver desde frescos a salas con todos sus muebles antiguos y hasta un salón de baile. El palacio también cuenta con un jardín inglés con varios pabellones interesantes de ver como Pagodenburg, Badenburg, Magdalenenklause, Amalienburg y el templo neoclásico Monopteros.

Museo BMW

Uno de los lugares que debes aprovechar en tu visita a Múnich es el Museo BMW. El museo muestra la evolución de una de las marcas más prestigiosas del mundo, desde su inicios hasta los últimos prototipos, que cuanto menos, resulta interesante. En el edificio en forma de neumático encontrarás motocicletas, coches de carreras, coches antiguos, motores y todo tipo de artículos relacionados con la marca.
Además del museo merece la pena visitar el BMW Welt, un enorme concesionario y la Fábrica de BMW, donde puedes ver el proceso de construcción de sus vehículos.

¡Síguenos!

Otros artículos de interés